Vuélvete una persona ocupada

Vivimos en la era de la impaciencia, la inmediatez y la frustración porque el sistema actual se vuelve cada vez mas complejo y exigente. Por tanto, el tiempo libre que nos queda cuando hacemos lo «políticamente correcto» es poquísimo. Y si esto suena triste, imagínate utilizar ese tiempo libre para estar horas frente a una pantalla o peor aún estar horas cuestionándose qué hacer.

No sabemos que hacer con nuestro tiempo libre porque estamos acostumbrados a ceder poder personal a un externo a nosotras/os (cosa o persona) y nos volvemos dependientes. Ese es el motivo de por qué desconocemos lo que realmente amamos.

No se trata de realizar actividades que «deberíamos» sino que haríamos aunque tuviéramos todo el tiempo del mundo. Y si prefieres escoger la primera opción te aseguro que tu tiempo libre se va a transformar en una cárcel mental en la cuál la ansiedad va a terminar por consumirte.

Vuélvete una persona ocupada, pero ocupada dedicando tiempo a las personas que amas y realizando actividades que llenan tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *